SI NO ES POR EL PLANETA HAZLO POR TU BOLSILLO!

¿Cómo combatir la Reforma Tributaria siendo un Consumidor Responsable?

El 2017 empieza para Colombia con una reforma tributaria que parece dejar con pocas esperanzas a muchos; sin embargo, hay que ver el vaso medio lleno y no medio vacío, esto es una oportunidad más para sacar provecho cambiando nuestros hábitos de consumo y claro disminuyendo nuestra huella ambiental; piénsalo… si no lo haces por el Planeta hazlo por tu bolsillo.

Pero, ¿Cómo mejorar nuestra calidad de vida a pesar de los impuestos?

En teoría la reforma tributaria es una medida para recuperar el déficit del presupuesto nacional y así poder lograr mejores reinversiones; sin embargo uno de los bolsillos más tocados es el de la clase media trabajadora, entonces ¿qué hacer? Veamos:

Los más afectados por la reforma fueron los combustibles, por un aumento en la gasolina y en el precio de las motos; de otra parte el trafico motorizado es la principal causa de contaminación atmosférica, los tóxicos liberados por los vehículos en las grandes ciudades son responsables de las muertes prematuras por enfermedades respiratorias y cardiocirculatorias; el 80% del ruido urbano es generado por el transporte, los principales ladrones del espacio público son los vehículos, más en una ciudad como Bogotá donde no hay control sobre los andenes y los parqueaderos abusan con sus tarifas; el 75% de los carros llevan un solo ocupante, y el índice medio de ocupación es de 1,2 personas por automóvil, generando trancones innecesarios. ¿Cómo combatir estos problemas y además alivianar el bolsillo? Incrementa los trayectos a pie y en bicicleta; la actividad física es más saludable reduce el riesgo de enfermedades, ruido y favorece las relaciones sociales. Reduce en lo posible el uso del vehículo privado o compártelo con tus vecinos y amigos cuando puedas, esto significa menos gasolina, contaminación y CO2 por persona. Promueve el uso de automóviles menos contaminantes es decir de bajas emisiones, híbridos, eléctricos, etc. Mitigan el cambio climático.

Aunque los alimentos no procesados están exentos de IVA otros sobre todo importados estarían teniendo el gravamen aplicado; un cambio en la alimentación diaria no solo ayudaría a reducir los costos de la canasta familiar si no ayudaría a tener una dieta balanceada, producir sus propios alimentos en una huerta urbana en casa o con vecinos sería la mejor solución porque se retornaría al consumo de comida orgánica pero además se estaría ayudando al productor pequeño, lo que activaría la economía local.

Los productos como telefonía celular, tiquetes aéreos, ropa y calzado llevarán el IVA pleno al 19% 

por lo que evitar el consumismo en exceso de estos nos llevaría a uno de los ahorros más significativos; la vestimenta fue considerada por mucho tiempo como un bien de necesidad básica sin embargo en estos tiempos la Industria de la Moda se ha transformado en un fenómeno de consumo masivo, responsable del 40% de la contaminación del planeta; hay diferentes maneras de ahorrar dinero y seguir teniendo un estilo diferente; No lo tires, No lo Guardes: Intercambia y Comparte, esto es uno de los lemas del consumo colaborativo una de los modelos actuales que promulga el acceso a los bienes en vez de la propiedad, esto implica la reducción de la huella ambiental por producción, aumento de la vida útil de los productos, y la exigencia de calidad en los nuevos diseños para mejor durabilidad y eficiencia.

La Ropa en un país como Colombia es posible adquirirla en pequeños locales con materiales de mejor calidad que aunque puede ser más costosa que la importada por países como China, suele durar mucho más por lo que si te cansas de ella es posible no tener que arrojarla a la basura si no truequearla, intercambiarla o simplemente regalarla. Los Mercadillos de segunda mano tan de moda en Europa y Países industrializados ya son una realidad en el país donde es posible adquirir prendas en buen estado y por un muy bajo costo. Sin embargo uno de los mejoras opciones definitivamente es reducir el consumo, no dejarse llevar por tendencias que nos uniforman o nos obligan a seguir patrones; la creatividad está en nuestras manos, fabricar nuestra propia ropa, remodelarla, transformarla y hacer de nuestra propia vida un diseño único es la fórmula mágica para enfrentar las crisis financieras y el cambio climático; así que si no lo haces por el Planeta, Hazlo por tu bolsillo.

2017 es el Año para ser Consumo Responsable!

Posted in BLOG and tagged , , , , , , , , , .