EL REAL MADRUGON

Cuál es la verdad detrás del Madrugón? De donde sale la ropa de $3,000 que se vende a altas horas de la madrugada y por la que se paga hasta 10 veces en otros lugares de la ciudad? Porqué hay ropa importada de China, más barata que la nacional? Te has preguntado alguna vez que hay detrás de este mercado negro? Cuáles son las condiciones laborales de la gente que confecciona esta ropa? Cuáles son los aranceles que pagan para llegar al país? Es ropa nueva?

Muchas personas quizás no saben qué es el Madrugón, pues es una práctica habitual de venta de toda clase de ropa en el centro de Bogotá, más explícitamente en el Comercio de San Victorino; esta modalidad es ya muy famosa entre los comerciantes del sector y los precios son considerablemente bajos por lo que estas prendas son revendidas a otros almacenes más hacía el norte de la ciudad por mayor valor.

Pareciera un problema sin importancia si no fuera porque nos está impactando de varias maneras; primero: si bien es cierto que se mueve la compra y venta agregando ganancia a la economía del sector, también lo es que la mayoría de esta ropa es importada de países como China e India, y con esto estamos afectando negativamente la producción nacional, los pequeños satélites y la industria local de menor escala debe empezar a bajar sus costes para poder competir con esta oleada de ropa barata. Como segunda medida: no sabemos cuál es la real procedencia de estas prendas pues en muchas ocasiones se ha verificado que son de segunda mano pero llegan para ser ofertadas como nuevas. Tercero: estamos ayudando a contaminar el medio ambiente no solo por el transporte que implica importar estos grandes containers, sino también porque todo este ropaje tiene generalmente una durabilidad de 3-6 meses quedándonos con todo este residuo en el país; donde no tenemos sistemas de reciclaje y reuso potentes. Sabes cuantas toneladas de ropa se arrojan en los basureros diariamente y cuál es su tiempo de descomposición?

En muchas ocasiones solo queremos ahorrar un poco de presupuesto para seguir manteniendo nuestro gusto por la Moda, sin preguntarnos más allá qué hay, qué pasaría si fueran nuestras familias las que son explotadas y obligadas a trabajar en lugares inhóspitos donde el precio pagado por largas jornadas de trabajo es mínimo en comparación con otros lugares. Porqué seguir apoyando el crecimiento económico de otros países cuando aquí existen muchas comunidades que viven de la confección y manufactura de ropa con mejor calidad, que aunque es más costosa garantiza un uso prolongado, protegiendo no solo nuestro bolsillo si no también nuestro medio ambiente.

Esto no se trata de generar un movimiento hippie como muchos me han dicho, se trata de concientizar el consumo moderado de bienes, en este caso la ropa, porque con cada una de nuestras acciones estamos dejando una huella en nuestro entorno, no solo el cercano sino también el Global; si podemos comprender cómo cada cosa que hacemos es como una gran ola que repercute en todos los habitantes del planeta, podremos asumir que un cambio en nuestros hábitos es lo que necesitamos para empezar a tomar medidas que disminuyan el agotamiento de los recursos naturales.

Los Invito a Madrugarle al Planeta!

Posted in BLOG and tagged .